Síguenos en Facebook

¿A qué velocidad se mueven los planetas?

A-que-velocidad-se-mueven-los-planetas.jpg iStockphoto/Thinkstock

En el sistema solar, nuestro sistema planetario, hay 8 planetas y 5 planetas menores o enanos. Todos ellos se encuentran en un constante y veloz movimiento que los hace orbitar alrededor del Sol, en un verdadero espectáculo espacial perfecto y asombroso. ¿Pero sabes a qué velocidad se mueven los planetas del sistema solar? Pues échale un vistazo a estos datos.

Velocidad de movimiento de los planetas en el sistema solar

  • Mercurio: 172.404 km/h alrededor del Sol y 10.83 km/h de rotación en el ecuador.
  • Venus: 126.108 km/h alrededor del Sol y 6.52 km/h de rotación en el ecuador.
  • Tierra: 107.244 km/h alrededor del Sol y 1674 km/h de rotación en el ecuador.
  • Marte: 86.868 km/h alrededor del Sol y 866 km/h de rotación en el ecuador.
  • Júpiter: 47.016 km/h alrededor del Sol y 45.583 km/h de rotación en el ecuador.
  • Saturno: 34.705 km/h alrededor del Sol y 36.840 km/h de rotación en el ecuador.
  • Urano: 24.516 km/h alrededor del Sol y 14.794 km/h de rotación en el ecuador.
  • Neptuno: 19.548 km/h alrededor del Sol y 9.719 km/h de rotación en el ecuador.

¿Cómo se calcula la velocidad del movimiento planetario?

A-que-velocidad-se-mueven-los-planetas-1.jpg iStockphoto/Thinkstock

Ahora bien, nos conviene saber cómo es que se consiguen los resultados, es decir, cómo se calcula la velocidad en la que se mueven los planetas de nuestro sistema planetario y para ello debemos remontarnos varios años atrás en la historia. Si bien es cierto que el gran Copérnico fue quien descubrió que los planetas giraban alrededor del Sol y no de la Tierra, lo cual fue un buen comienzo y un cambio absolutamente radical, fue Kepler quien en realidad describió correctamente qué era las órbitas, en las cuales los planetas realizan esos giros alrededor del ardiente astro.

A sus 27 años, Kepler trabajaba junto a Tycho Brahe, un astrónomo muy adinerado que se había pasado la vida observando los cielos, tomando anotaciones y formulando diversas observaciones acerca de los planetas. Brahe tenía su propia teoría geocéntrica del universo y le ocultó a Kepler muchas de sus observaciones ya que ayudaban a confirmar las teorías copernicanas. Pero cuando Brahe murió, Kepler se quedó con todos sus trabajos y escritos, y poco tiempo después describió lo que eran las órbitas por primera vez, además de enunciar las llamadas 3 leyes de Kepler.

Las 3 leyes de Kepler y el trabajo de Newton

A-que-velocidad-se-mueven-los-planetas-2.jpg iStockphoto/Thinkstock

Entre fines del siglo XVI y a comienzos del XVII, este científico alemán trabajó en las 3 leyes que llevaron su nombre. A pesar de que en un principio creyó que los movimientos planetarios tenían forma circular, no tardó en notar y aclarar que los planetas se mueven en órbitas elípticas y no circulares. Es precisamente esto lo que la primera ley de Kepler señala: que las órbitas de los planetas son elípticas y no circulares, teniendo al Sol como el punto fijo de enfoque.

La segunda señala que la línea (el radio vector) que une a un planeta con el Sol arrastra áreas idénticas en tiempos iguales, que básicamente significa que un planeta se mueve con mayor velocidad cuando su órbita lo acerca al Sol y más lento cuando ésta lo aleja, cuando la órbita oscila a una distancia mayor.

Por último, la tercera ley de Kepler es la que nos permite hallar esas velocidades matemáticamente. En esta ley establece una ecuación capaz de explicar la relación entre la distancia de un planeta desde el Sol y la duración de su período orbital. En esencia, la tercera ley dice que el tiempo que tarda un planeta en orbitar el Sol es proporcional a su distancia del Sol.

A-que-velocidad-se-mueven-los-planetas-3.jpg Hemera/Thinkstock

Si bien estas tres leyes son correctas, necesitaron de algunos retoques y fue Isaac Newton quien realizó estos ajustes. Mediante las leyes de movimiento y de gravedad, el señor Newton pudo demostrar ciertas inconsistencias en las leyes de Kepler. Entre otras cosas, él señaló que el Sol tampoco tenía una posición única y fija, ya que por las mismas fuerzas de gravedad, el Sol se mueve. Así Newton acomodó la tercera ley para poder adecuarla a la masa y la distancia de cada planeta en relación con el Sol. Aún en nuestros días, los científicos continúan intentando encontrar el método más adecuado para determinar la forma y la velocidad exacta en la que los planetas se mueven en el espacio.

Muy interesante, ¿no es así? Te recomiendo echarle un vistazo a ésta representación gráfica del movimiento orbital de los planetas del sistema solar. ¿Qué conclusiones u observaciones puedes añadir a partir de estos datos? 

Artículos recomendados

1 Comentarios

Que las velocidades que dais son la de los planetas cuando están en mitad de sus órbitas respecto a el tiempo que tardan en realizarlas, no las velocidades que tienen realmente...

Jue, 2014-01-23 14:16
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.