Síguenos en Facebook

Parafilia: mucho más que sexo

Parafilia.jpg iStockphoto/Thinkstock

A diferencia de lo que solemos pensar al momento de iniciar nuestra vida sexual existen muchas maneras de conseguir el placer, y estas van mucho más allá de el contacto con una persona o con nosotros mismos. Hoy hablaremos de la parafilia y sus múltiples comportamientos.

Parafilia

Cuando hablamos de parafilia hablamos de ciertos comportamientos sexuales considerados extraños o no regulares en cierto momento y lugar de la historia. Estos comportamientos han ido variando su concepción social y algunos de ellos son mucho más aceptados ahora que hace siglos y viceversa.

La parafilia es un comportamiento sexual donde el placer o el orgasmo se consigue más allá de las relaciones sexuales convencionales. Las personas que practican algún tipo de parafilia suelen haber practicado mucho sexo de manera convencional y esto ya no los satisface, por esta razón deben buscar la excitación o el placer por otras fuentes.

Parafilia-01.jpg iStockphoto/Thinkstock

Un ejemplo clásico de estas concepciones social o no socialmente aceptadas es el caso del sexo oral o la masturbación las cuales dejaron de ser consideradas una parafilia una vez entrado el siglo XX. Por esta misma razón hacer una lista de las parafílias es casi imposible, ya que estas cambian al igual que la sociedad.

Tipos de parafilia

Sin embargo si nos tuviéramos que parar en este momento preciso de la historia podríamos decir que existen más de 80 parafílias reconocidas, y entra las más importantes podemos encontrar:

  • Agorafilia: Atracción por realizar practicas sexuales en lugares públicos.
  • Alorgasmia: Fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja.
  • Altocalcifilia: Atracción proveniente de los zapatos de tacones altos.
  • Anisonogamia: Atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mayor.
  • Asfixiofilia: Estrangular, asfixiar o ahogar a la pareja durante el acto sexual, con su consentimiento y sin llegar a matarla.
  • Clastomanía: Excitación por romper la ropa que la pareja lleva puesta.
  • Fetichismo: Fantasías y deseos a partir del uso de objetos o partes del cuerpo que son el centro de su atención.
  • Necrofilia: Atracción sexual por los cadáveres o los muertos.
  • Pedofilia: Atracción hacia personas menores de edad.
  • Sadismo: Experimentar placer erótico al provocar dolor físico o humillación en la pareja.
  • Zoofilia: Atracción sexual hacia animales.

Parafilia-02.jpg iStockphoto/Thinkstock

Origen de las parafilias

No existe un consenso científico sobre el origen de las parafilias ya que no se ha encontrado una verdadera asociación de causa-efecto entre ninguna de ellas.

Sin embargo algunos estudios revelan datos que asemejan cierta relación, por ejemplo aquellos que sufrieron del abuso de un pedófilo tienen un amplia posibilidad de recaer en esta parafilia en su madurez. Por otro lado esto no quiere decir que todos aquellos que hayan sido abusados serán abusadores, ni que todos los abusadores hayan sido alguna vez abusados.

Bajo algunas concepciones científicas las parafilias son consideradas como tan normales como la preferencia por personas rubias, morochas o pelirrojas. Estos comportamientos sexuales suelen tener su origen, al igual que la preferencia por el color del cabello, en la infancia.

Parafilia-03.jpg Brand X Pictures/Thinkstock

Si te interesa saber más sobre el comportamiento humano te invito a seguir leyendo estos artículos sobre los gustos de los hombres y los gustos de las mujeres.

Artículos recomendados

1 Comentarios

Me gustaría saber mas acerca de este tema es muy importante y sé que es mas extenso.

Sáb, 2012-02-25 15:43
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.