Síguenos en Facebook

¿Cómo funciona un control remoto?

140404079.jpg iStockphoto/Thinkstock

Hay inventos que cambian la vida de las personas para siempre. El control remoto fue uno de ellos. Imagínense un mundo si no tuvieramos a nuestros pequeños amigos con mandos infrarrojos, imagínense lo que era pararse para cambiar un canal de televisión cada vez, o subir o bajar el volúmen, tanto de televisores, como de equipos de música o reproductores portátiles. Hoy, en OjoCientífico, veremos cómo funcionan los controles remotos.

Lo cierto es que la mayoría de los controles remotos funcionan a través de ondas de luces de baja frecuencia para así enviar señales que serán decodificadas por los aparatos. Desde hace ya 30 años aproximadamente, los controles remotos comenzaron a ser producidos con luces en el rango infrarrojo (la cual tiene una frecuencia de onda tan baja que el ojo humano no puede percibir). El trabajo que realiza tu control remoto cuando le das alguna directiva es el de enviar ese mando a través de señales a un receptor que decodificará la directiva y la aplicará casi instantáneamente.

Lo que sucede, en pasos, es aproximadamente lo siguiente:

  • Presionas un botón en el control remoto
  • Ese botón activa un pequeño procesador, que enciende una luz, llamada diodo, en la parte frontal del control remoto
  • El diodo emite una señal infrarroja hacia un área sensible a la luz en tu televisor (o aparato electrónico de tu preferencia)

Esta señal que emite el diodo es diferente para cada acción que quieras realizar (sea cambiar de canal o subir y bajar el volúmen). Los televisores más modernos pueden manejar la impresionante cantidad de hasta 50 acciones diferentes. Las limitaciones que presentan los controles remotos tienen que ver directamente con la luz infrarroja, la cual no permite rangos de más de 10 metros de distancia del receptor.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.