Síguenos en Facebook

¿Cómo hacer una brújula?

135455826_0.jpg

Para hacer una brújula casera no necesitamos de muchos elementos. Lo principal es el imán que nos marcara el norte. Si estamos desorientados y necesitamos saber dónde están los puntos cardinales también podemos esperar el ocaso o la salida del sol que nos indicará el este y el oeste respectivamente.

Ya en épocas remotas los marineros sabían cómo hacer una brújula de la misma manera que explicamos aquí. A veces si estamos perdidos en medio de un bosque o algún lugar donde no hay como orientarse podemos hacer una brújula fácilmente, es algo que se enseña en cursos de supervivencia, alpinismo y hay distintas maneras de hacerlo.

Podemos llenar un recipiente con agua y apoyar una bandeja de plástico o telgopor, como esas que nos dan en los supermercados, en el agua. Colocamos el imán en un extremo de la bandeja y esta girará hasta quedar con el imán apuntando hacia el norte.

También podemos usar una aguja o alfiler imantado. Para imantar una aguja o cualquier metal, se frota con un imán, siempre en la misma dirección y con el polo positivo del imán repetidas veces, aproximadamente unas 20 veces. Hay que separar el imán de la aguja cuando llegamos al extremo, antes de frotarla nuevamente.

Con esta aguja podemos hacer una brújula un poco más estable y precisa. Ponemos la aguja en un pedazo de corcho, cortando el corcho en forma de pequeño disco y clavamos el alfiler o aguja de manera que sobresalga por los extremos

Colocamos el corcho con la aguja imantada en un recipiente con agua, hay que esperar a que el agua este calma. Enseguida veremos como la aguja se alinea con los polos magnéticos de la tierra. El corcho flotará libremente hasta que la aguja queda marcando el norte. Si conocemos el norte podemos dibujar en el corcho los demás puntos cardinales.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.