Síguenos en Facebook

Investigando las primeras palabras del bebé

133910422.jpg iStockphoto/Thinkstock

Ha de ser tarea difícil toparse con un bebé cuyas primeras palabras no hayan sido “mamá”, “papá” y “bebé”. Los padres y las madres se pelean para que la primera palabra del recién nacido sea la correspondiente a su propio sexo, aunque muchas veces el bebé los desilusiona pronunciando “bebé” antes que cualquier otra.

¿Pero qué es lo que hay detrás de todo esto? ¿Porqué el bebé no aprende primero la palabra mamadera, chupete o cuna, que son elementos que también lo rodean y palabras que el bebé escucha a menudo? Un grupo de científicos canadienses, italianos y chilenos se ha propuesto averiguarlo.

Judit Gervian, investigadora canadiense que tuvo a su cargo un equipo de científicos abocados a esta investigación, realizó estudios utilizando técnicas de neuroimagen para averiguar por qué suelen ser estas palabras las que son pronunciadas en las primeras etapas del bebé, y por qué no lo son otras.

Experimentando 22 recién nacidos los científicos los hicieron reaccionar a vocablos con sílabas repetitivas (penana), palabras sin repetición (penaku) y términos con repeticiones no consecutivas (napena). Los investigadores pudieron observar cómo el cerebro de los recién nacidos reaccionaba con mayor intensidad a las repeticiones sonoras consecutivas.

Así, palabras como papá, mamá o bebé (que se pronuncian con repeticiones fonéticas consecutivas en muchos idiomas) suelen ser las escogidas en primera instancia por el bebé. Es más, el bebé tiene una predisposición innata a aprender la lengua de su madre de forma más eficiente, así que es importante mencionar que los papás corren con desventaja, y probablemente mamá sea quien gane la partida de “a quién quiere más el bebé”.

Vía | MuyInteresante

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.